Cabañas en Castro

Las mejores cabañas en Castro para arrendar las encontrarás aquí listadas. En Cabañas.online nos hemos encargado de encontrar y seleccionar los mejores alojamientos de Castro.

Las mejores cabañas en Castro

Cabañas Palafitos Los Pescadores

Cabanas Palafitos Los Pescadores

Cabañas Don Zoilo

Cabanas Don Zoilo

Cabañas Turismo del Bosque

Cabanas Turismo del Bosque

Cabañas los Colihues

Cabanas los Colihues

Cabañas Lomas de Ten Ten

Cabanas Lomas de Ten Ten

Cabañas Terra Palafito

Cabanas Terra Palafito

Cabañas Vista Tranquila Chiloé

Cabanas Vista Tranquila Chiloe

Casa del Faro Chiloé

Casa del Faro Chiloe

Cabañas Piedra Blanca

Cabanas Piedra Blanca

Cabañas El Maitén

Cabanas El Maiten

Black House Chiloé

Black House Chiloe

Casa Del Árbol De Chiloé

Casa Del Arbol De Chiloe

Encantos del Sur Chiloe

Encantos del Sur Chiloe

¿Por qué arrendar cabañas en Castro?

Castro se extiende a través de un promontorio en la costa este de Chiloé, a medio camino entre Ancud y Quellón. Es la capital de Chiloé, y la tercera ciudad más antigua de Chile, con unos 29.000 habitantes. Los visitantes de la isla a menudo eligen Castro como base por su proximidad central a muchas atracciones. Aunque no es el más encantador de los pueblos, las costas de Castro son sin embargo interesantes por sus destartaladas casas sobre pilotes, conocidas como palafitos, y la iglesia principal, que está pintada tan colorida como un huevo de Pascua.

Cosas que ver y hacer en Castro

El futuro de Castro como centro gubernamental y comercial de Isla Grande parecía prometedor después de que la rebelión Mapuche de 1598 en tierra firme condujera a los españoles a Chiloé, pero entonces los piratas holandeses saquearon la ciudad en 1600. Muchos de los residentes de Castro huyeron a la seguridad de las partes más aisladas de la isla. No fue hasta 1982 que la ciudad se convirtió finalmente en la capital administrativa de Chiloé.

Junto a sus iglesias de madera, los palafitos, casas de tejas sobre pilotes en el agua a lo largo de la costa, son el símbolo arquitectónico más conocido de Chiloé. La Avenida Pedro Montt, que se convierte en una autopista costera al salir de la ciudad, es el mejor lugar para ver palafitos en Castro. Muchas de estas destartaladas estructuras se han transformado en restaurantes, hoteles boutique y mercados artesanales.