Cabañas en Villa General Belgrano

Las mejores cabañas en Villa General Belgrano para alquilar las encontrarás aquí listadas. En Cabañas.online nos hemos encargado de encontrar y seleccionar los mejores alojamientos de Villa General Belgrano.

Las mejores cabañas en Villa General Belgrano

Cabañas el Portal
Cabañas Villa Buriasco
Cabaña Pu Duam
Cabañas de la Colina
Cabañas Cuatro Horizontes
Cabañas del Espinillo
Cabañas Sol Veij
Cabaña Atha Iti
Cabañas Posada del Halcón
Cabañas Los Maderos
Cabañas Wairoa Haus
Cabañas Leben Haus
Cabañas Alpendorf
Cabañas Lomas De Belgrano
Cabañas Mirasoles
Cabañas Los Cockers
Cabañas Loma Azul
Cabañas Steinhaus
Cabañas Landhaus
Cabañas Tierras Altas
Cabañas Outdoor
Cabañas Graz Hauser
Cabaña Odanak
Cabañas Los Duendes
Cabañas Solar Encantado

Preguntas sobre Villa General Belgrano

La pequeña localidad de Villa General Belgrano está situada en el Valle de Calamuchita a unos 75 kilómetros de Córdoba y es especialmente popular entre los veraneantes. Aquí viven principalmente descendientes de inmigrantes de Suiza, el norte de Italia y Alemania, respectivamente, que llegaron a Argentina en la década de 1930. Construyeron numerosas casas en la zona con arquitectura alpina, por lo que el lugar se convirtió rápidamente en un conocido destino turístico.

Villa General Belgrano tiene un montón de cosas extrañas que ofrecer: Arquitectónicamente, pero también culturalmente, parecía un absurdo enclave bávaro-alpino en otro planeta. Sin embargo, la historia de esta colonia alemana es bastante notable: aunque dos inmigrantes alemanes compraron tierras en la zona ya en 1932, el lugar no cobró vida realmente hasta 1941.

vida cuando dos inmigrantes alemanes adquirieron un terreno que les recordaba a su tierra natal y lo pusieron a la venta a sus compatriotas. La naciente colonia se convirtió en lo que es hoy cuando «algo más de un centenar de marinos del Graf Spee se instalaron allí en 1941», dice Carlos Emilio Seufer, de 54 años, un hombre alto de piel oscura, «nieto e hijo de alemanes».

Merece la pena ver sobre todo el ayuntamiento o Municipalidad, cuya torre parece provenir de una ciudad medieval. También hay numerosas tiendas donde puedes comprar recuerdos, como figuras de madera o jarras de cerveza. Muchos restaurantes también ofrecen platos centroeuropeos. Además, durante las dos primeras semanas de octubre, se celebra aquí la Oktoberfest. Además, hay espectáculos de todo tipo en Villa General Belgrano, desfiles y degustaciones de cerveza e innumerables puestos que venden especialidades típicas alemanas como chucrut, liverwurst o frankfurts.

La ciudad es un punto de partida popular para las excursiones en las Sierras de Córdoba, especialmente a la montaña más alta, el Champaqui. También se recomienda una excursión a La Cumbrecita, un pueblo del valle de Calamuchita habitado por emigrantes centroeuropeos. Aquí hay numerosas casas de té y posadas construidas al estilo alpino, donde puedes degustar la típica repostería europea.

El pueblo de Alta Gracia también es muy conocido. En este pueblo el Che Guevara pasó gran parte de su juventud y en su antigua residencia se encuentra hoy el Museo del Che Guevara. Además, en el centro de la ciudad se encuentra la Estancia de los Jesuitas, que pertenece al Patrimonio Mundial de la UNESCO.

La estancia era originalmente un rancho de ganado cuyo propietario se unió a la Orden y la legó a los jesuitas. En 1767 la estancia fue subastada, y hoy los visitantes pueden ver el museo de la casa solariega, la iglesia y el molino, que alberga una escuela.